CÓMO CONSTITUIR UNA SOCIEDAD POR ACCIONES SIMPLIFICADA (SAS) EN COLOMBIA

Autor: Diana Cristina Medina Cartagena (Abogada especialista en Derecho Tributario)

Antes que nada, es importante distinguir la Sociedad por Acciones Simplificada (SAS) de otras sociedades o tipos societarios. La SAS, o sociedad por acciones simplificada fue creada por la Ley 1258 de 2008.

De acuerdo con esta norma, la SAS puede constituirse por una o varias personas, quienes responderán hasta el monto de sus aportes. Esto es de gran relevancia para efectos de proteger el patrimonio de los socios, considerando que estarán a salvo cuando se trate de deudas u obligaciones a cargo de la sociedad, pues los accionistas sólo responderán hasta el monto del aporte efectuado.

Ya teniendo definido el tipo societario que se va a utilizar, lo siguiente es la elaboración de los estatutos. Los estatutos son el documento en donde constan las principales características de la SAS, como por ejemplo: El nombre o razón social, el domicilio, el objeto social, el capital autorizado, suscrito y pagado, el tipo de acciones que tendrá, los órganos sociales, sus reuniones, la forma de hacer la convocatoria, el quórum, las mayorías, las funciones y limitaciones del representante legal, el revisor fiscal, en caso de que la sociedad esté obligada a tenerlo o que lo quieran tener voluntariamente, la forma de hacer la liquidación y de solucionar las controversias.

La Sociedad por Acciones Simplificada (SAS) puede constituirse por una o varias personas, quienes responderán hasta el monto de sus aportes.

Para el caso de socios extranjeros, estos deben conferir un poder especial (Power of Attorney – POA) a un abogado o a un apoderado especial, para que suscriba los estatutos. El poder debe ser notarizado y apostillado en el consulado colombiano en el país de origen.

Para el ingreso de la inversión opera el registro automático a través del Intermediario del Mercado Cambiario (IMC), que será en este caso un Banco, pero debe tenerse en cuenta que debe diligenciarse el formulario 11 ante el Banco de la República, el cual debe ser suscrito por un apoderado en Colombia.

Adicional a ello, hay que obtener el Registro Único Tributario (RUT), ante la Cámara de Comercio, o ante la Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales (DIAN), y posteriormente la resolución de facturación, la cual debe ser electrónica.

Con esto ya podría entrar a operar una SAS en Colombia, con todos los requisitos legales, y empezar a ejercer su objeto social.