La Corte protege derechos de estudiantes que no contratan el servicio de restaurante en el colegio.

Nuestra socia Clara Liliana Niño y su equipo de trabajo, lograron un pronunciamiento que sin duda, sienta un precedente importante que deberá ser acatado por las instituciones educativas del país.

Mediante Sentencia de Tutela T-291 del 23 de agosto de 2022, la Corte Constitucional revocó el fallo proferido por el Juzgado 2º de Pequeñas Causas y Competencia Múltiple de Bogotá, el 26 de octubre de 2021 dentro del tramite de una solicitud de tutela.

El problema jurídico que origino la actuación de los padres fue la vulneración, por parte de la institución educativa, de los derechos a la alimentación y a la igualdad, al no permitir el uso de una lonchera eléctrica para calentar los alimentos que llevan desde su casa para ser consumidos a la hora del almuerzo por parte de estudiantes que no han contratado el servicio de restaurante, en consonancia con la solución ofrecida por el Colegio al sugerir que dichos estudiantes consuman alimentos fríos como sánduches y ensaladas.

Sobre el particular, la Corte Constitucional manifestó:

    • La autonomía de los colegios no es equiparable a la que se les reconoce a las instituciones universitarias, puesto que cuando se trata de escolaridad básica y media, la persona se encuentra iniciando su proceso de formación académica y estableciendo las bases para su vida en sociedad.
    • Se evidencia un incumplimiento por parte del colegio de su deber de garantizar que las y los estudiantes que no contratan el servicio de restaurante escolar reciban una alimentación adecuada y equilibrada, al negarse a establecer medidas apropiadas e inclusivas.
    • La Sala advierte que la situación expuesta además de afectar la garantía de las niñas, niños y adolescentes a recibir una alimentación adecuada y equilibrada en el ambiente escolar, también afecta su derecho a la igualdad. Lo anterior, porque si bien podría parecer razonable que quienes no contratan el servicio de restaurante escolar tengan unas condiciones diferentes a quienes sí lo hacen, la verdad es que, en particular, restringir el acceso al comedor principal a los primeros es una medida poco razonable, más aún si se considera que este es un espacio común de relacionamiento que les permite a las y los estudiantes compartir en un ámbito menos formalizado como el que tiene lugar en los salones de clase.
    • La Sala considera que no existe justificación constitucional que legitime el tratamiento diferenciado, que más bien lo que promueve es la generación de espacios de segregación en un ámbito en el que debe primar la comunidad, la integración y la acogida de las y los estudiantes, para propender por su desarrollo armónico y formación integral, y por el ejercicio pleno de sus derechos.
    • La Sala concluye que el colegio demandado vulneró el derecho a la alimentación y a la igualdad las y los estudiantes que se encuentran en esta situación, al no brindar alternativas adecuadas para lograr que quienes no contratan el servicio de restaurante con la institución, puedan consumir el almuerzo que llevan desde sus casas en condiciones dignas e iguales.

 

El Alpartners defendemos tus intereses.

¿Cómo podemos ayudarte?

Si deseas obtener información sobre alguno de nuestros servicios, déjanos tus datos para comunicarnos contigo

Oficina Principal

Socios

AL Partners © 2022 - All Rights Are Reserved

AVISO DE PRIVACIDAD

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del usuario a través de su navegación. Si continúas navegando aceptas su uso. Podrás ver nuestra Política de cookies y la Política de Tratamiento y Protección de Datos Personales

AVISO DE PRIVACIDAD

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del usuario a través de su navegación. Si continúas navegando aceptas su uso. Podrás ver nuestra Política de cookies y la Política de Tratamiento y Protección de Datos Personales