TERMINACIÓN CONTRATOS DE ARRENDAMIENTO LOCALES COMERCIALES

Regula extraordinaria y temporalmente, la terminación unilateral de los contratos de arrendamiento de local comercial por parte de los arrendatarios, el cual será aplicable a los contratos de arrendamiento de locales comerciales

Con la expedición del Decreto Reglamentario 797 de junio 4 de 2020, los arrendatarios de locales comerciales podrán terminar sus contratos de manera unilateral.

El Decreto 797 de 2020 adopta medidas transitorias en materia de arrendamientos de locales comerciales, dentro del marco de Estado de Emergencia, Económica, Social y Ecológica.

El objeto de dicho Decreto Legislativo tiene como objeto regular extraordinaria y temporalmente, la terminación unilateral de los contratos de arrendamiento de local comercial por parte de los arrendatarios, el cual será aplicable a los contratos de arrendamiento de locales comerciales cuyos arrendatarios, a partir del 10 de junio de 2020 por las instrucciones de orden público, se encuentran en la imposibilidad de ejercer las siguientes actividades económicas:

  • Bares, discotecas, billares, casinos, bingos y terminales de juego de video.
  • Gimnasios, piscinas, spa, sauna, turco, balnearios, canchas deportivas, parques de atracciones mecánicas y parques infantiles.
  • Cines y teatros.
  • Servicios religiosos que impliquen aglomeraciones.
  • Alojamiento y servicios de comida.
  • Eventos de carácter público o privado que impliquen aglomeración de personas.

Las personas que tengan suscrito un contrato de arrendamiento de locales comerciales que se encuentren en la imposibilidad de ejercer dichas actividades podrán terminar de manera unilateral el respectivo contrato, el cual tendrán fecha máxima para hacerlo hasta 31 de agosto de 2020.

Como consecuencia directa de la terminación unilateral del contrato, el arrendatario será obligado al pago del valor correspondiente a un tercio de la cláusula penal pactada en el contrato.

En caso de inexistencia de cláusula penal en el contrato, el arrendatario será obligado al pago del valor correspondiente a un canon de arrendamiento.

Para que el arrendatario pueda terminar unilateralmente el contrato deberá estar al día con el pago de los cánones de arrendamiento y servicios públicos causados, así como con las demás obligaciones pecuniarias a su cargo hasta la fecha de terminación del contrato.